Cronologia de Tiahuanaco

1532-1800

Con la llegada de los españoles y extranjeros a Tiahuanaco comienza un proceso de destrucción de los restos de las ruinas de manera sistemática.

Las piedras de la ciudad de Tiwanaku son utilizadas para construir iglesias, casas, calles.

El español Oyaldeburu en su búsqueda de riquezas en oro destruye los templos y monumentos. Deja un enorme hueco en la cima de Akapana.

El padre católico Arriaga, en su campaña por eliminar la idolatría de los pueblos indígenas, destruye monolitos.

Bloques de piedra de Akapana, por encontrarse más cerca al camino, son utilizados por los ingenieros ingleses para construir puentes para la ruta del tren entre La Paz y Guaqui.

1804 – 1886

Luego del saqueo realizado por los españoles, aparecen exploradores e investigadores, sobretodo europeos y norteamericanos, que recorren América y dejan escritos de sus viajes. Entres estos están el alemán A. Humboldt, el francés A D’Orbigny, el argentino B. Mitre, el francés F. Castelnau, el norteamericano G. Squier.

1886 – 1921

En esta época marcada por la guerra del Pacifico contra Chile, y la pérdida del mar boliviano, una generación de intelectuales se interesa por la arqueología y decide realizar una evaluación de nuestro pasado.

En 1889, Daniel Sanchez Bustamante y Carlos Bravo fundan la Sociedad Geográfica de La Paz, y publican un boletín con monografías de temas de geología, de lenguas y dialectos de Bolivia, del origen del hombre americano y de Tiahuanaco, y realizan traducciones de los trabajos de naturistas y geógrafos como D’Orbigny, Forbes, Markham, Nordenskiold y Bandelier.

Se crea el museo de Tiahuanaco.

1921 – 1946

En este periodo se produce la Guerra del Chaco.

Tiwanaku cobra importancia gracias a Posnansky y al hallazgo de un monolito de gran tamaño, que se lo denominaría monolito Bennett (por su descubridor), que causaría muchos conflictos en la sociedad paceña, y que fue trasladada de las ruinas a la ciudad.

Se funda la Sociedad Arqueológica de Bolivia, de la cual Posnansky es el Presidente.

El norteamericano W.C. Bennett obtiene un permiso para excavar en las ruinas.

Se descubre la cultura Chiripa.

El boliviano Portugal descubre en Konkowankani la segunda ciudad más importante de la cultura Tiahuanaco.

El monolito Bennett es cambiado de lugar en la ciudad de La Paz, del Prado a Miraflores.

Posnansky escribe la primera parte de su extenso trabajo: “Tihuanacu, la cuna del hombre americano”. La segunda parte se editaría luego de su muerte, en 1956.

1953 – 1975

La revolución del 52 devuelve la dignidad a las mayorías nacionales.

Carlos Ponce Sanjines se convierte en la figura central de la arqueología boliviana y comienza el periodo de excavaciones sistemáticas en Tiahuanaco.

El Centro de Investigaciones Arqueológicas de Tiwanaku (CIAT) realiza los trabajos de restauración del Templete Semisubterráneo, Kalasasaya, Putuni y Kerikala. Tiwanaku cobra importancia convirtiéndose en un importante lugar de visita para visitantes nacionales y extranjeros.

Se definen los 5 periodos de Tiwanaku, con sus 3 estadios de desarrollo: Aldeano, Urbano e Imperial.

Se crea el Instituto Nacional de Arqueología de Bolivia (INAR)

1975 – 1999

Comienza el Proyecto Arqueológico Wilajawira y en 1991 se convierte en uno de los más importantes del mundo.

Se comienzan excavaciones en la pirámide de Akapana con tecnología moderna, abriendo una nueva época de investigaciones científicas.

Se realizan excavaciones en Puma Punku.

EL INAR envía a la UNESCO un documento para que se considere a TIwanaku Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Se elabora el Proyecto Akapana.

El 2 de Diciembre del 2000 la UNESCO inscribe a Tiwanaku y sus ruinas son declaradas como Patrimonio Cultural de la Humanidad.


Cronologia de Tiahuanaco


Bibliografía:

Formato pdf:

         Documentos que puedes encontrar en internet:

  • Propuesta para la inscripción en la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad Julio 1999,
    Documento que muestra los archivos que se presentaron a la UNESCO para que considere a Tiwanaku en su lista de Patrimonios Culturales, 372 pag.


Mas Bibliografia

 

¿No encuentras lo que necesitas? Busca aquí